consultec gsport

Equipo ciclista master

El Consultec en el Tour de Flandes (II)

Deja un comentario

El despertador a las 5:45 nos recordaba que el día D había llegado.

A las 6:15 teníamos hora de desayuno, por lo que aprovechamos para seleccionar la ropa. Las eternas dudas: corto, largo, perneras, cubrebotas, qué guantes, camiseta interior corta, larga??????? Gorka nos regaló unos maillots diseñados ad-hoc para el evento, cortesía de Roger, al igual que lo hizo para la Lieja, así que harían la función de chaleco por encima del maillot largo. Eskerrik asko Gorka eta Roger !!!!

Compartimos un desayuno muy correcto con ciclistas de diferentes nacionalidades, pero sobre todo italianos. Los cereales, pan, mermelada, jamón, queso, cafe y dulce nos iban a dar el primer empujón para arrancar el día y salir hacia la Plaza de Brujas donde comenzaba la prueba a partir de las 7 de la mañana.

saida 2

 

Las primeras luces del día presagiaban lo que estaba por venir: un día de enmarcar !!!!

Nos esperaban 245 kms, 15 cotas, 2100 desnivel y ni se sabe cuantos tramos de pavé, en el mapa indicaban 4 pero fueron más.

Los primeros 120 kms nos acercaban al meollo donde se concentraban las cotas y el pavé. Teníamos entendido que era un tramo bastante desagradable por la concentración de ciclistas por carril bici y semáforos. Bueno, pues ni tan mal, allí fuimos entre semáforo y semáforo saltando entre carretera y bidegorri a un ritmo majo de 30 de media en una fresca y soleada mañana. En la ruta coincidimos con algunos fruteros, como Jesus Manuel Garcia y algunos participantes euskaldunes, Iagoba, Biki … aunque la inmensa mayoría eran centro europeos, si bien cada vez hay más corredores anglosajones.

Los recorridos opcionales de 75 y 134 kms hacían que en la parte final se concentrasen más corredores.

Los avituallamientos cada 40-50 kms hacían que la ruta se hiciese muy llevadera ya que nos encontrábamos constantemente abastecidos de alimento líquido y sólido, aunque ya aprendimos de la experiencia de Lieja lo importante que es llevar un sandwich de jamón y queso (2 en mi caso) para estar más de 8 horas pedaleando sin destrozar el estómago con tanto dulce y barrita.

El contacto con el pavé me recuerda porqué me duele la mano derecha ahora mientras tecleo… BRUTAL. El problema no son los muros, sino los tramos en llano y bajada donde hay que rodar fuerte. En la tele hay tramos que parece que van descansando porque es bajada, pero os aseguramos que son los peores con diferencia. Cuando veiamos a Boonen sin guantes el domingo no podíamos dar crédito.

Otro elemento que llama poderosamente la atención son las estrechas y sinuosas carreteras durante la segunda mitad de la prueba. Condiciona mucho la carrera y hace que el pelotón esté en un látigo constante con muchísimo peligro.

Txino y yo ibamos comentando los látigos que se formarían a la salida de cada curva. Nosotros vamos de “paseo” y no hay ningún peligro, pero si nos imaginamos 90 kms de esos en competición master por ejemplo, sería durísimo.

Imanol Erviti nos contaba el domingo del peligro de la prueba y que se pasó el día persiguiendo. El guión de Flandes es ese…viendo la carrera en la tele vimos muchísimas caídas y muy duras.

La parte que se hacía dura y se hacen muchas diferencias es el pave. Si entre nosotros se hacían diferencias en los tramos empedrados, no quiero pensar el tiempo que nos sacaría Cancellara en el Kwaremont o en cualquiera de los tramos de 2-3 kms de pave en llano. Haced el siguiente ejercicio, Nairo Quintana creo que subió el Alpe d´Huez a 20 de media, poneos a rueda y a ver cuanto aguantáis… algunos 100 mts, otros 500, los buenos más de 1 km o tal vez 2…. a ver cuanto aguantáis en un tramo de pavé a estas bestias…. os doy una pista entre cero y 1 metros 🙂 🙂

Definitivamente es otro tipo de ciclismo, otro tipo de corredores, una cita con un ciclismo legendario, de otro tiempo…

jk tf 2 jk tf1

Os aseguro que si participáis en esta prueba, os aprendéis los nombre de los muros, al menos el Koppenberg, el viejo Kwaremont y el Paterberg os acompañaran durante mucho tiempo. La imagen de la pared del Koppenberg de más de 20% de desnivel, la increíble dureza del pavé de Kwaremont en su tramo final en especial y la imagen del Paterberg desde arriba previa a su aproximación no se olvidarán nunca.

Fue tal la emoción que enfilamos los últimos kms a relevos fuertes hasta llegar a la meta de Oudenarde en algo más de 8 horas.

meta 1

Laster arte Flandes, nos volveremos a ver.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s