consultec gsport

Equipo ciclista master

En primera persona: Iker Férnandez

Deja un comentario

Muy buenas a todos, ha llegado el día de saltar al ruedo, así que aquí estamos compartiendo con todos vosotros lo que ha sido para mi casi toda una vida ligada al ciclismo de competición.

Para quien no me conozca, me llamo Iker Fernández, tengo 35 años y soy vecino de Amurrio.

Para hablaros de mis inicios dando pedales tenemos que remontarnos unos cuantos añitos, algo así como 30. Empecé dando pedales en escuelas (según mi padre, porque quería ser como mi hermano mayor que ya corría), siendo todavía un renacuajo de 5 añitos, que a duras penas llegaba a los pedales. Así transcurrieron unos cuantos años donde en el Club Ciclista Amurrio me inculcaron todos esos valores que  no solo son imprescindibles para ser ciclista, sino también para transcurrir con paso firme en cualquier ámbito de la vida, como son la constancia, la perseverancia, el ser metódico, el trabajo en equipo, el sufrimiento, el compañerismo, el respeto etc…etc. Valores que todos los que llevamos ya unos años en esto de dar pedales, llevamos  muy interiorizados y que con el tiempo nos han hecho forjar ese carácter tan especial que tenemos los ciclistas. Puedo decir, que a mi cuadrilla de toda la vida, y a mis amigos más íntimos, los conocí en el entorno del ciclismo, y eso no es casualidad. Podría contar mil batallas encima de la bici, pero para eso necesitaría escribir un libro.

Resumiendo mis años de competición, en cadetes y juveniles corrí en los equipos de Amurrio, logrando algunas victorias en ambas categorías. Pasé a aficionados al único equipo que había en Alava por aquel entonces, el Transeguia, y luego estuve otros 2 años más en El Ruta Europa. Años de pelea, en los que era muy difícil despuntar, en los que logré algunos meritorios puestos entre los 10 primeros.

Una mala racha los últimos meses del 3er año, unido a que me salió una buena oportunidad de trabajo en una empresa, hicieron que decidiera colgar el hierro y dedicarme a mejor vida. Así estuve 4 o 5 años, tirado a la buena vida de Dios, de fiesta en fiesta y sin apenas hacer nada de deporte. Como dicen que la vida es cíclica, un buen día soleado, me levanté de la cama medio resacoso  y decidí que debía empezar de nuevo a darle a los pedales. Ese año empecé a andar en bici con gente de la zona de Aiala, y por medio de mi amigo Javier Mellado conocí en una marcha Cicloturista de Bizkaia a sus compañeros de equipo de Ibarreko. Total, que al final me hicieron un hueco en el equipo para el año siguiente, y así es como me metí en el mundillo  Master. Muy buenos recuerdos en la retina con el gran Javi, Edorta Gorostiza, Julio, Alvarito, Daviz Andrés etc. Recordar especialmente la Vuelta a España Master que corrimos un año, en la que nos desplazamos por media España en autocaravana durante 7 días, y en los que tuvimos experiencias de todo tipo.

La fiebre por la bici iba creciendo, así que después de militar 2 años en Ibarreko, decidimos sacar un equipo en Amurrio con gente de la zona como el archiconocido Kepa Vallejo, o el mítico Txutxin, dirigidos por Pedro (Marijil), mi aita. Así nació Maxim-Ormaetxea. Fueron 3 años de mucha ilusión, muy buen rollo, victorias, grandes experiencias, vivencias, crecimiento… En los que conseguimos ser  un equipo puntero en tierras Vasco-Navarras, Asturianas y Cántabras. En la vida todo tiene un principio y un fin, así que a finales de 2010 Maxim despareció y en 2011 entré a formar parte de otro nuevo equipo, Aiarabike. Año en el que conocí como compañero al gran Raúl Portillo, enorme como ciclista pero con mucha más calidad como persona y a su primo David Busto. Ese año, por circunstancias de la vida perdí la ilusión de años anteriores y por una cosa u otra, dejé aparcada la bici antes de acabar la temporada, y me tiré todo el año siguiente (2012) sin quitarla el polvo. A primeros de año de 2013 me entró de nuevo la morriña de la bici, y después de tocar alguna puerta, conseguí que Portillo y su primo David me hicieran un hueco en Osasunalde, equipo nuevo que iban a formar para ese año. Fue un año en el que no me acabé de sentir totalmente integrado en el equipo, y en el que estuve media temporada fuera de la competición.

iker

Y con esto y un bizcocho, así hemos llegado al comienzo de la temporada 2014, en la que he tenido la suerte de que el gran Porti Obús me vuelva a hacer un hueco en Consultec-GSport. Desde estas líneas agradecer a todos mis compañeros por toda la ilusión que me contagiáis día a día, gente nueva que ha venido al equipo que no conocía como el incombustible Victor, el magnífico dentro y fuera Andoni y el gran artista y elegante donde los haya, Jonke. Un saludo especial para vosotros, porque me he sentido desde el primer día como si os conociera de toda la vida. De Busta y Ander sobran las palabras, porque son un modelo a seguir, sobre todo como personas, y de Kepatxo, que os voy a contar ya, que no sepáis.

Y para finalizar ya, agradecer de todo corazón a Raúl Portillo el que me haya hecho partícipe de este proyecto. Ninguno de los que formamos parte de este gran grupo tendríamos el mismo brillo sin estar a tu lado.

Todos y cada uno estamos dando lo mejor de nosotros mismos, y todo eso te lo debemos a tí, motor de CONSULTEC-GSPORT. Has formado un grupo excelente, que vale su peso en oro, de lo cual debes sentirte enormemente orgulloso.

Agur bero bat denoi, Iker.

llodio 4 salida 1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s